<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Trabajo y vida personal, importancia del equilibrio

Escrito por: Angélica Sánchez

El equilibrio entre la vida personal y laboral se ha convertido en un gran reto, en especial con la llegada del home office como parte de nuestro día a día. La capacidad de lograr un balance entre ambos aspectos es esencial para nuestro bienestar.

De acuerdo con un estudio realizado por la OCDE, los empleados mexicanos dedican tres veces más tiempo a las actividades laborales que al ocio. Y es que, a la hora de estar bajo el esquema de teletrabajo, las personas extienden sus horas laborales y aceptan más trabajo, según datos de GlobalWebIndex.

Consecuencias del desequilibrio

Malabarear entre la vida personal y laboral puede causar estragos, particularmente cuando no se sabe cómo lidiar con ambas. El factor mental, emocional y psicológico juega un papel clave, pudiendo desarrollar afectaciones como:

  • Estrés
  • Burnout
  • Depresión
  • Insomnio
  • Enfermedades intestinales

Cambia tu estilo de vida y dedica más tiempo a tu familia, amigos y a ti mismo.

Trabajo y vida personal importancia equilibrio 2

Encuentra el equilibrio

Aunque no existe una fórmula mágica que te permita cambiar tus hábitos de la noche a la mañana, te damos algunos consejos:

  1. Organízate: revisa si realmente tienes sobrecarga de trabajo o si gestionas mal tu tiempo. Planea tu agenda, concéntrate en una tarea, termínala e inicia la que sigue. Olvídate de hacer multitasking, es mejor hacer una cosa a la vez.

 

  1. Aprende a decir “no” o a pedir ayuda: en ocasiones, uno mismo es quien se pone el pie. Estamos horas dándole vueltas a un documento que no nos sale como queremos o no entendemos. En cuanto te suceda esto, haz un alto y pide ayuda, ya sea a tu jefe, un compañero o a quien te haya mandado el documento. Siempre habrá quien te pueda ayudar, pero es cuestión de levantar la mano. Si este no es tu caso, tal vez eres el que acepta todo lo que su jefe o compañeros le piden. Tu sentido de responsabilidad es grandioso, pero también es saludable decir cuando ya tenemos más de lo que nuestras manos pueden sostener. Una buena forma de decir no es ofreciendo una alternativa.
  2. Respeta tus horarios: si tú no respetas tus horarios, nadie lo hará. Inicia tu día a la hora establecida, trabaja y a la hora de la salida, cierra tu computadora y olvídate de ella. Obviamente habrá días en que la carga de trabajo será mayor y no podrás desconectarte en punto, sin embargo, deben ser contadas las ocasiones y no un hábito.

 

  1. Aprovecha las mañanas: la mañana es la mejor hora para realizar las actividades más pesadas o largas, ya que tu mente está despejada.

 

  1. Planifica tu afterwork: ya sea ir por un café con los amigos, ver una película en familia, tomar una clase o cenar en casa de tus padres, dale tiempo y lugar a tu vida personal. Si planeas un tiempo para ti y los que te rodean, lograrás tener un estímulo para terminar a tiempo tu trabajo.

Nueva llamada a la acción

Suscríbete a nuestro blog