<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Sistema mixto, home office o presencial, ¿cómo elegir el adecuado?

Escrito por: Vera Cortés

Trabajar desde casa se convirtió en la cotidianidad de muchos durante los últimos meses debido a la situación sanitaria del mundo; sin embargo, poco a poco se ha permitido el regreso a las oficinas y la apertura de negocios, lo que plantea un nuevo dilema para las empresas: ¿conservo la modalidad de home office?, ¿implemento un sistema mixto o retomo las actividades presenciales de manera normal? 

Nueva llamada a la acción

Analiza las necesidades de tu negocio y el desempeño durante la contingencia

El análisis y evaluación de tu negocio debe ser el primer paso para tomar una decisión y para hacerlo de manera adecuada necesitarás un plan adecuado y tiempo. Es primordial que tengas los siguientes puntos en cuenta:

  • ¿Qué tan necesarias son las oficinas físicas para desempeñar tus labores?
  • ¿Los ingresos solventan la manutención de tus oficinas y el resto de los gastos?
  • ¿Se cumplieron las metas y objetivos trabajando desde casa?
  • ¿Tu personal está cómodo con el regreso a la oficina?
  • ¿Cuál es el porcentaje de tu personal de riesgo?
  • ¿Cuentas con los medios necesarios para asegurar los protocolos sanitarios de la nueva normalidad?
  • ¿Existen áreas que puedan desempeñar sus labores desde casa?
  • ¿Cuál es el nivel de bienestar de tus empleados estando en casa?
  • ¿Tus colaboradores cuentan con los medios necesarios para desempeñar home office de manera cómoda y eficiente?
  •  

Comunicación efectiva en home office

Existen industrias que, debido a las labores que desempeñan, la modalidad de teletrabajo no es una opción; sin embargo, la tecnología ha facilitado el trabajo para muchas otras empresas. Al realizar un análisis profundo podrías darte cuenta de que muchas áreas o incluso algunos integrantes funcionan mejor a distancia, lo que te ahorra gastos extra que harías en una modalidad presencial. Asegúrate de que tu equipo de recursos humanos y financiero trabajen de la mano para hacer de este análisis un proceso efectivo

 

Nueva llamada a la acción

¿Tus colaboradores están listos para trabajar desde casa?

No todas las personas están hechas para una modalidad de trabajo remota, ya sea por costumbre, por cargo, por circunstancias personales o simplemente por cuestiones generacionales. Es importante que, aún trabajando a distancia, te asegures de tener comunicación constante con tu personal y conocer cómo se sienten, tanto a nivel personal como laboral.

Es posible buscar cursos o herramientas de gestión de tareas que los empleados pueden aprovechar para adecuarse de mejor manera al trabajo en casa o, si algunas tareas requieren el contacto con otros integrantes del equipo, un sistema mixto puede ser justo lo que estás buscando.

Hablar de un sistema mixto, si bien implica un espacio físico, las oportunidades van más allá de una oficina como la conocemos. Puedes adquirir un espacio más pequeño o rentar un espacio de coworking, con el que, además, no tienes que preocuparte por servicios como Internet, fotocopiadora, café, limpieza, etc.

 

medir el desempeño de tu home office 1

Problemas frecuentes del home office para tus colaboradores

 

Sin importar el sistema que elijas, es recomendable que cuentes con un programa de bienestar para tus colaboradores. Entre el estrés manejado por las situación sanitaria, la ansiedad que puede ocasionar permanecer en casa por largos periodos de tiempo y las preocupaciones inherentes al trabajo, el desempeño y la productividad pueden verse comprometidos. Procurar el bienestar emocional y físico de tus empleados impactará de manera positiva en el cumplimiento de tus metas, ya sea trabajando a distancia, de manera presencial o con un sistema mixto.

Además de esto, debes tener en cuenta lo que tus empleados necesitan para desempeñar sus labores de manera óptima, es decir, computadora, Internet, un espacio adecuado o algún programa especializado.

 

¿Qué necesitas para implementar cualquiera de los esquemas?

Una vez tomada la decisión, será necesario que hagas una evaluación de lo que requieres para llevar a cabo tu nuevo plan de trabajo. Ten en cuenta que cada modalidad cuenta con sus retos y sus beneficios, mientras trabajando presencialmente puedes monitorear el desempeño de tus colaboradores en tiempo real, la versión home office puede funcionar mejor cuando se implementa un plan de trabajo por objetivos.

Además de considerar estas cuestiones, debes tener en cuenta:

  • Instalaciones 
  • Gastos de realización
  • Protocolos y medidas de prevención de contagio por la nueva normalidad
  • Equipo necesario para realización de tareas
  • Contratación de personal
  • Reestructuración o mejoras en tareas, áreas o responsabilidades

La cuarentena nos enseñó que muchas veces, un cambio es más fácil de lo que parece y que el proceso de adaptación no tiene por qué ser complicado. La modalidad de home office, para muchas empresas, se tuvo que realizar de manera inmediata y sin planeación, ahora que tienes el tiempo de planificar y los resultados de estos meses, la implementación de cualquier esquema será mucho más sencilla.

 

 

 

Suscríbete a nuestro blog