<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Rotación y compromiso de empleados

Compromiso y retención
Escrito por: Jennifer Hernández

 

No se habla mucho de la rotación dentro de las empresas, es un tema que se trata de evitar y los departamentos de RRHH se saltan hasta la contratación para llenar las vacantes lo más pronto posible. Sin embargo, habría que contemplar que la sustitución de un colaborador representa un costo por las siguientes variables: reclutamiento, selección, contratación, inducción y hasta el kit de bienvenida, es decir un factor de merma económica constante y poco visible.

Uno de los factores que determinan en mayor medida la rotación de empleados dentro de una empresa es el grado de compromiso. Cuando existe una conexión entre los empleados y su puesto dentro de una empresa es muy poco posible que una persona busque otras oportunidades dentro de otra empresa. Las personas se quedan por el compromiso y bienestar que una empresa les puede proveer.

Entonces, ¿cómo reforzamos ese compromiso cuya ausencia comienza a hacer temblar la permanencia de nuestro personal? Aquí conviene hacer un análisis para detectar las causas de la rotación y generar una comparación con las condiciones que se han establecido en el mercado laboral y que benefician a los colaboradores para que se sientan cómodos y menos proclives a buscar un nuevo empleador.

¿Cuáles son estas condiciones o prestaciones?

  • Horarios flexibles
  • Bonos e incentivos económicos
  • Tarjetas de despensa
  • Tarjetas de restaurante
  • Transporte incluido
  • Viernes tempranero
  • Formación continua
  • Desarrollo de carrera
  • Reconocimientos monetarios
  • Talleres y certificaciones, etc.

Hay que pensar que los costes de la rotación de personal son elevados no solo por el gasto económico sino también reputacional. Cuando una empresa deja ir a personal de alto desempeño o con puestos de responsabilidad solo está evidenciando su incapacidad para ofrecerles mejores condiciones de trabajo y estabilidad.

Aproximadamente el 40% de las compañías en México no otorgan ningún tipo de incentivo o reconocimiento a sus colaboradores1, ¿cuál es el resultado? Una alta rotación.

Podemos concluir entonces que ofrecer alicientes a los colaboradores implica un análisis previo sobre sus necesidades, una vez teniendo ese resultado se pueden generar planes de incentivos que promuevan la retención, mayor eficiencia y hasta fomentar un mejor trabajo en equipo.

  1. Fuente: El Economista

 

Suscríbete a nuestro blog