Replica el modelo de los Kibtuz en tu Pyme

Replica el modelo kibutz de los israelitas.png
Escrito por: Javier Pérez

Un ejemplo de unión entre las personas para lograr un bien común son los Kibutz, una comunidad israelí con 100 años de existir caracterizada por su administración democrática, responsabilidad por el bienestar de cada uno de sus miembros, por la salud y la educación, la colaboración de los medios de producción o consumo. 

Estos grupos han demostrado al mundo que con un objetivo y unidos se logran grandes cosas. Se han transformado de comunidades agrícolas a empresas tecnológicos El Kibut Shamir, establecido en las alturas del Golán en 1944, tuvo como principal actividad la agricultura; sin embargo, en 1972 fue fundada en el kibutz la fábrica de lentes bifocales Shamir, la cual desarrolló rápidamente nuevas tecnologías que la transformaron en una potencia mundial en la producción de lentes progresivos. En el 2005, La Industria Óptica Shamir se convirtió en la primera compañía originada en un kibut que llegó a la bolsa de valores de la NASDAQ.

 

¿Quiénes son y por qué su modelo es un ejemplo a seguir?

Los kibutz son responsables de crear el primer sistema de mensaje instantáneo llamado ICQ.  Algunos Kibutz sobresalientes son: Yizre’el, con sistemas robotizados de limpieza de piscinas; Hatzerim, con su revolucionario sistema de irrigación por goteo y Givat Oz, productora de aromas y fragancias comprada por la norteamericana International Flavors & Fragances en 88 millones de dólares.

Colaboración, energía colectiva, pasión, propósito y liberación del talento, son elementos distintivos de los Kibutz. Estás cualidades pueden ser replicadas en cualquier organización.

Con dinero se puede comprar el tiempo y la espalda de cualquier persona pero no su alma, mente o corazón. Los líderes de los Kibutz saben que el ser humano da lo mejor de sí y es productivo cuando está completamente conectado con un propósito trascendente.. Así lo expuso Alejandro Nava, consultor empresarial y embajador de Sodexo en el primer foro Crece tu Empresa organizado por la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) y la Asociación Mexicana de Recursos Humanos (AMEDIRH). 

El compromiso es lo que hace la diferencia hoy en día en las organizaciones, el mayor diferencial viene del factor humano.  3 emociones principales puede tener cada persona en su entorno laboral: pasión, frustración o apatía. Cada una de ellas tiene un impacto significativo en los resultados obtenidos.

Esto deja como enseñanza que no sólo se trata de  comprar a la gente o su tiempo pagándole más. Lo ideal es ayudar al equipo a maximizar su potencial; promover el desarrollo humano y el entusiasmo para generar compromiso e ideas creativas, por medio de elementos en la cultura y dinámica interna de la organización. Si no existe el ambiente adecuado no ocurrirá nada ni darán el extra.

 

¿Cómo aplicarlo a mi PYME?

Alejandro Nava, comparte cuatro pilares estratégicos para replicar el modelo de los kibutz israelíes y aumentar la productividad de tu negocio, usando el Hashtag #ProductividadPYME.

 

  1. Definir un propósito claro y trascendente:
    Esto es el alma de la empresa. Una frase corta, lógica y emotiva que al compartirla energice a los colaboradores y los clientes. No son las actividades o “el que hacer diario” de la Pyme, es el porque de la firma, su razón de existir y su contribución especial.

    2. Desarrollar sistemas disciplinados: 

    Sin disciplina la fuerza se pierde. De nada sirve trabajar intensamente pero desalineado. Los mexicanos trabajan 900 horas más al año que los alemanes, según la OCDE. ¿Por qué no producimos más? Por no tener sistemas disciplinados. Tres sistemas clave son: el plan estratégico trimestral, el sistema de rendición de cuentas y el reconocimiento del logro. 

    3. Construir una tribu energizante: 

    El lugar de trabajo puede ser un manantial o un drenaje; un proveedor o un ladrón emocional. El empresario debe diseñar la cultura que energiza a su equipo. Trabajar con un grupo de personas debe ser un deleite y gusto. Eso se construye y no sucede por casualidad. 

    4. Tener la convicción de liberar el talento: 

    La innovación se produce en colectividad. No hay genio solitario. Por esa razón se debe construir un esquema horizontal donde la mayor cantidad de ideas sean aportadas. Hay que desarrollar la capacidad máxima de cada talento. El 82% de la gente laborando está subutilizada. Existe mucho potencial por liberar.

Sodexo es el aliado estratégico más confiable para hacer crecer tu negocio aplicando estos consejos. Ponte en contacto con nosotros y conoce más sobre nuestros productos.

 

Tienda Pass

 

 

Suscríbete a nuestro blog