<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Redes sociales y reclutamiento, lo bueno y lo malo

redes-sociales-y-reclutamiento
Escrito por: Vera Cortés

Las redes sociales nos ayudan mantenernos comunicados a compartir cosas de interés, encontrar amigos y socializar; sin embargo, ya hace unos años que las redes sociales se convirtieron en una manera de vender, comprar y sí, reclutar. Plataformas como LinkedIn han sido creadas con fines laborales, pero de unos años para acá las redes sociales y el reclutamiento se han unido de manera importante. Esta unión tiene varias cuestiones a favor, pero algunas en contra. Conoceremos más en este post.

 

Lo bueno…

Hace 6 años, tan solo 2 de cada 10 personas buscaban trabajo en internet, la suma hoy es de 8 de cada 10, de modo que hacer del reclutamiento un proceso digital era inevitable. Este cambio se ha dado a nivel mundial y las empresas que han logrado mezclar a la perfección las redes sociales con el reclutamiento han notado beneficios importantes. CIO brinda un ejemplo claro con la empresa ATENTO, una agencia de reclutamiento con más de 16 mil empleados que actualmente contrata al 95% de sus candidatos por medios digitales. En realidad, el 70% de su personal contratado fue atraído mediante Facebook y WhatsApp.

Entre los principales beneficios del reclutamiento por redes sociales están:

 

Ahorro de tiempo y dinero

De acuerdo con el portal CIO, el reclutamiento digital permite ahorrar un 90% de costos y un 99.93% de tiempo debido a la inmediatez que yace en la comunicación mediante redes sociales. Entre las redes más valoradas por empleadores destacan:

  • LinkedIn con 63%
  • Facebook con 34%
  • Twitter con 28% 

Las redes sociales permiten solucionar dudas de manera rápida y directa, compartir información, documentos o pruebas de manera efectiva y rápida, ahorrando tiempo de transporte al candidato y permitiendo al reclutador la evaluación de más candidatos al mismo tiempo.

Hacer una descripción de puesto adecuada

 

Conoce mejor a tu candidato

Revisar las redes sociales de un candidato te permitirá encontrar coherencia entre lo que dice en la entrevista y lo que vive día a día. Existe una gran discusión en torno a si esto es una buena práctica o no. La realidad es que no hay ilegalidad en el proceso y es una medida que permite conocer mejor a las personas que contratas. Aspectos como hobbies o la similitud entre sus valores y los valores de la empresa son algunos de los puntos que puedes descubrir en las redes sociales de una persona. 

Además, dependiendo del puesto, podrías encontrar pruebas de su trabajo compartidas en sus redes, permitiendo evaluar la calidad de su trabajo, el giro, la experiencia y su red de contactos. Esta práctica es más usada en empresas menores a 50 empleados, debido a que la cantidad de candidatos es menor y permite mayor atención en cada proceso; sin embargo, no es una práctica descartada para las grandes empresas. El ahorro de tiempo en otras acciones puede permitir enfocar tiempo a esta tarea a empresas más grandes.

 

redes-sociales-y-reclutamiento 1

 

Networking y crowdsourcing

Una de las grandes ventajas del reclutamiento a través de redes sociales es, como dijimos antes, es posible conocer los contactos y círculo social y laboral de tu candidato, brindando oportunidad de realizar networking. En caso de requerir más empleados para ciertas áreas o incluso incursionar en alguna nueva, contar con un colaborador que tenga los contactos adecuados te brindará la oportunidad de solicitar personas referenciadas que ya tendrán una “previa aprobación” o recomendación por parte de tu candidato. Así, conocer sus redes te permite encontrar al candidato con los contactos ideales.

El crowdsourcing es la contratación a través de los contactos que una o varias personas tiene y, si bien hay empresas que se dedican exclusivamente a esto, con un reclutamiento adecuado y un estudio de sus redes, principalmente las laborales como LinkedIn, puede generar una pequeña red de contactos que te ayude a reducir costos, rotación y tiempo.

Hacer un reclutamiento en línea exitoso

Lo malo…

La parte “mala” afecta tanto a los candidatos como a los empleadores, ya que las redes sociales son un mundo demasiado extenso, difícil de controlar y que se presta a la desinformación o desconfianza en muchos casos. En España, el 28% de las empresas ha aceptado haber rechazado a un candidato por su “mala reputación online”. Precisamente por este tipo de acciones es que existe el debate entre si esta práctica es una forma de discriminación o invasión a la privacidad del candidato.

 

Menos profesionalismo y más desconfianza

Si bien la pandemia ha orillado a varias empresas a reclutar de manera digital, la realidad es que aún existe desconfianza en este ámbito. Tanto por parte de los candidatos, como de los empleadores. Esto, en gran medida, se debe a que las personas que encuentran trabajos mediante las redes suelen pensar o asumir que no son “tan formales” o que podría ser alguna estafa para conseguir datos personales. 

Nueva llamada a la acción

 

Las videollamadas son bastante efectivas para contrarrestar este sentimiento; sin embargo, en caso de existir procesos anteriores a la videoconferencia, ambas partes pueden sentirse inseguras y andar con cautela.

Otro problema es la facilidad para crear perfiles falsos en línea y las claras diferencias entre una entrevista presencial y una en línea. Este proceso te permite entrevistar más personas por día; sin embargo, analizar la personalidad o lenguaje corporal de una persona a través de una videollamada resulta bastante complicado. Las redes sociales ayudan a los reclutadores a cubrir esta parte del proceso, ya que un breve análisis de sus publicaciones, las personas que sigue y quizá sus experiencias de vida, permiten generar una idea más completa del candidato. 

El uso de las redes sociales para reclutar es paso que la mayoría de las empresas dará en algún momento debido al gran ahorro de dinero y tiempos, tanto en la atracción de candidatos, como su evaluación y selección. El problema será, cómo encontrar un balance adecuado para que la intimidad de los candidatos no sea un factor demasiado determinante o pueda jugar un papel crucial entre ser seleccionado o rechazado. 

 

Suscríbete a nuestro blog