<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Outsourcing para tu empresa ¿cómo saber si te conviene?

Escrito por: Vera Cortés

La contratación de personal de manera interna o por un tercero es una decisión que no debe tomarse a ligera debido a que las consecuencias de una mala elección perjudican tanto al empleado como al empleador. Si estás pensando en contratar un outsourcing para tu empresa, es necesario que hagas una evaluación y tengas presentes algunos puntos clave.

 

Evalúa las necesidades de tu empresa

El outsourcing, contrario a lo que muchos piensan, no implica un deslindamiento de responsabilidades por parte de la empresa que subcontrata a través de este, en realidad tienen una responsabilidad compartida e incluso puede recaer completamente en ti cuando la empresa de outsourcing tiene algún tipo de fraude o mal manejo.

Es necesario que conozcas lo que estipula la ley para darte cuenta si se ajusta a tu empresa. Entre los principales puntos a evaluar, destacan:

  • No es posible subcontratar al 100% de tu plantilla.
  • Es necesario justificar tus subcontrataciones.
  • Terciar la contratación solo es legal cuando se necesita algún tipo de personal especializado que no existe dentro de tu empresa.
  • No se permite tener dos colaboradores con el mismo puesto bajo diferentes esquemas de contratación.

Contar con un servicio de outsourcing se recomienda cuando las empresas son pequeñas, no cuentan con un área de recursos humanos, tienen proyectos temporales, requiere personal por un lapso determinado o incluso en caso de que la matriz se encuentre fuera del país, pero sea necesaria la contratación directamente en México.

Por otro lado, el outsourcing puede ser mejor utilizado cuando se trata de la contratación de prueba debido a que:

  • Motiva a los empleados a obtener la contratación directa
  • Te ahorra tiempo y recursos en procesos de selección
  • Reduce la rotación de personal
  • Ahorro de tiempo y recursos en tu área de recursos humanos

 

outsourcing-para-tu-empresa 1

 

Asesórate apropiadamente 

La reciente reforma a la Ley Federal del Trabajo en temas de subcontratación y outsourcing toca temas importantes que antes no estaban del todo controlados. Este ajuste estructuró de manera más clara las responsabilidades de la empresa y del outsourcing contratado, de modo que no existan violaciones a los derechos de los trabajadores ni malentendidos en la deducción de impuestos.

Es pertinente que estés informado sobre las responsabilidades de ambas partes, de lo contrario, tu empresa puede verse afectada e incluso adquirir “mala fama” debido a algún problema inesperado con algún colaborador. Revisa detalladamente las cláusulas de tu contrato para que la subcontratación sea efectiva y ágil.

 

Investiga varias opciones antes de elegir

Siempre que se trata de adquirir un servicio y más teniendo implicaciones fiscales es ampliamente recomendable investigar varias opciones antes de elegir, de modo que estés 100% seguro de que la empresa que has elegido te ayudará a crecer. Si no eres experto en el tema, lo mejor será solicitar la asesoría de tu personal legal o contable, para que te expliquen cada término estipulado y no te lleves una sorpresa más adelante.

Algunos de los puntos clave que los expertos recomiendan tener en cuenta destacan:

  • Referencia entre ex empleados o empresas que contrataron el servicio de dicho outsourcing
  • Domicilio fiscal comprobable
  • Antecedente de pagos en forma
  • Corroborar la entrega de prestaciones al personal

 

outsourcing-para-tu-empresa 2

 

Supervisa la correcta administración de tu personal

Una vez elegido el outsourcing que más se adapta a las necesidades de tu negocio, deberás asegurarte de que se cumpla con todo lo estipulado por la ley. Para hacerlo, puedes solicitar reporte de manera periódica o designar a alguno de tus empleados la tarea de verificar que todos los procesos se estén llevando de manera legal y a tiempo. Ten presente que dentro de esta supervisión no puedes dejar de lado lo siguiente:

  • Movimientos de altas, bajas y/o modificaciones en IMSS e INFONAVIT                                
  • Contratos entre outsourcing y colaborador
  • Pagos y aportaciones al IMSS
  • Pagos de impuestos correspondientes

Mantener un contacto constante y cordial con tu outsourcing será fundamental para asegurarte de que el personal reclutado tenga el impacto que buscas y necesitas dentro de tu empresa. Contratar los servicios de un outsourcing no debe ser un pretexto para desentenderse por completo de los procesos de reclutamiento, sino de tener un mejor control y poder enfocar tus recursos en hacer crecer tu negocio.

Considera la información anterior y valora si el outsourcing es la mejor opción para tu empresa.

Suscríbete a nuestro blog