<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ómicron: ¿cuándo puedo volver al trabajo?

Escrito por: Jennifer Hernández

Los contagios de COVID-19 han incrementado, generando un pico en los primeros meses del año, ya que la variante Ómicron ha causado una gran cantidad de casos positivos en México y el mundo.

 

Gracias a que se ha estudiado el virus desde el inicio de la pandemia, se sabe que el periodo de incubación oscila entre 1 y 14 días, siendo 5 días el promedio.

 

En este escenario, las autoridades sanitarias en el mundo recomiendan que las personas entren en cuarentena, siendo el día 0 el momento en el que comenzaron los síntomas.

 

Entonces, ¿cuándo podemos volver al trabajo después de contagiarnos?

 

En México, la Secretaría de Salud ha indicado que el aislamiento de contagiados que no requieren hospitalización se reduce a 7 días, con 48 horas sin síntomas, aunque debe darse seguimiento por 7 días más.

 

Sin embargo, algunos expertos advierten que después de una semana, incluso después de tres sin síntomas, no existe garantía de que la persona no sea infecciosa.

 

Por lo tanto, para el alta o fin de confinamiento, recomiendan usar pruebas de antígenos y solo volver a la vida social cuando el paciente dé negativo. Esto puede ocurrir a los cinco o siete días, pero también se puede alargar a los 10 u 11 días en algunos casos.

 

 

Es importante decir que aunque los síntomas sean leves, la persona contagiada debe descansar, alimentarse de manera saludable y tomar abundantes líquidos. Esto permitirá al cuerpo recuperarse y ayudar al sistema inmune a hacer su trabajo en el combate a la enfermedad.

 

Ya que estés listo para regresar a trabajar, es importante que consideres:

 

    • Hacerte la prueba COVID-19 para asegurar que estás recuperado y confirmarlo en tu trabajo.
    • Usar cubrebocas durante toda la jornada laboral.
    • Desinfectar constantemente tu zona de trabajo.
    • Lavar tus manos frecuentemente.
    • Evitar el contacto con grupos grandes de personas.
    • Alimentarte e hidradarte adecuadamente.

 

Recuerda también que cada persona es diferente, por lo que debes observar cualquier reacción o síntoma, de modo que actúes oportunamente.

 

¡Cuídate y cuidémonos todos!

 

Suscríbete a nuestro blog