<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La nueva ley del home office y sus implicaciones

Escrito por: Vera Cortés

La situación sanitaria por COVID-19 generó cambios significativos en el día a día, tanto en las relaciones personales, como en las formas de trabajo. Ante un país con empresas renuentes al teletrabajo, se presentó la necesidad de recurrir a este modelo laboral sin ningún tipo de regulación. Hoy, tras más de 8 meses de trabajo remoto, se ha logrado una reforma a Ley Federal del Trabajo en materia de Teletrabajo para que, tanto empresas como colaboradores, puedan tener más claridad sobre sus obligaciones y derechos.

Política corporativa para home office, prioridad para empresas

Puntos clave de la nueva ley de home office

La nueva norma deberá ser implementada de manera inmediata, sin embargo, al ser tan extensa y proponer cuestiones que las empresas no tenían en mente en el momento en el que se requirió trabajar desde casa, contiene algunos puntos que pueden representar un reto a nivel económico y organizacional. De manera concreta, estos son los principales puntos a cumplir:

Delimitación: Se considerará home office si el empleado labora al menos 40% del tiempo en casa

Contrato: Los derechos del empleado y obligaciones patronales deberán quedar registrados por escrito.

Voluntario: Tanto el colaborador como el patrón pueden elegir la modalidad remota o presencial siempre y cuando no afecte su relación laboral.

Reversible: El empleado tiene derecho a elegir la modalidad presencial cuando sea posible.

Igualdad y no discriminación: Los trabajadores remotos y presenciales deben gozar de igualdad de derechos y prestaciones.

Formal: Los empleados bajo la modalidad de home office deben ser inscritos en el IMSS

Jornadas y horarios: Deberán quedar claros los horarios, días de trabajo, disponibilidad y medios de comunicación.

Desconexión digital: Los colaboradores tendrán derecho a su privacidad, es decir, no estar disponibles por ningún medio fuera de su jornada.

Supervisión: El patrón podrá establecer medidas de supervisión sin violar su derecho de intimidad.

Capacitación: Los trabajadores tendrán derecho a ser capacitados para mejorar sus competencias digitales.

 

Sistema mixto, home office o presencial, ¿Cómo elegir el adecuado?

 

Herramientas y costos: Los instrumentos de trabajo y el pago proporcional por uso de internet, electricidad y telefonía serán responsabilidad del patrón.

NOM especializada:  Se emitirá una norma especializada para regular aspectos de seguridad y salud al trabajar de manera remota.

Como ves, algunos puntos pueden requerir tiempo para completarse o se pueden ver restringidos debido a que la pandemia ha disminuido los recursos de muchos. Otro punto importante es el confinamiento, ya que varios especialistas aseguran que esta ley no debe aplicarse hasta que se implemente el semáforo verde por COVID-19, ya que en estos casos, el teletrabajo se realiza por necesidades sanitarias y no por decisión propia. 

 

Analiza la situación de tus colaboradores e implementa las medidas necesarias

Las empresas que no cumplan con la nueva ley de Teletrabajo serán acreedoras de multas que oscilan entre los $4,481 y  $448,100 MXN, por lo que te recomendamos hacer un revisión de los puntos que ya tienes cubiertos y los que falta por implementar, de modo que tu empresa esté preparada.

En Sodexo contamos con un nuevo servicio que te ayudará a cumplir con las obligaciones establecidas en la Ley de Teletrabajo. Haz clic en el banner de abajo para obtener más información. 

Nueva llamada a la acción

 

Suscríbete a nuestro blog