<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Descubre cómo mejorar tu productividad en sencillos pasos

mejorar-tu-productividad
Escrito por: Angélica Sánchez

Procrastinación ¿Has escuchado esa palabra? Se trata de la acción de posponer la realización de nuestros deberes aún cuando contamos con el tiempo suficiente para llevarlos a cabo. ¿Te sientes identificado? No estás solo. Según estudios, la productividad en México cayó 0.7 por ciento en el primer trimestre de 2021 frente al periodo previo. El retorno gradual a la vida presencial ha afectado a millones de mexicanos. Para combatir este problema, Sodexo te trae una serie de tips que puedes implementar en tu vida diaria. 

 

Nueva llamada a la acción

 

Duerme lo suficiente

Estar en casa durante tanto tiempo afectó la forma en la que percibimos el descanso. A medida en que el trabajo se combinó con nuestra vida personal, la línea entre el trabajo y nuestras actividades de esparcimiento se desdibujó, impactando negativamente nuestros hábitos de autocuidado. Para aumentar la productividad, el sueño es fundamental. 

Crea horarios para tus actividades y sé determinado en su cumplimiento. Recuerda que dormir más de 7 horas al día te proveerá la capacidad de rendir en tus actividades. 

mejorar-tu-productividad 1

 

Deshabilita las notificaciones de tus dispositivos móviles 

Los teléfonos son una tentación irresistible. Si debes concentrarte en una tarea específica, deshabilita las notificaciones de redes sociales y correo electrónico durante el tiempo estimado para cumplir con tus labores. Puedes programar breaks cortos para la revisión de tu celular cada 45 minutos, así te aseguras de invertir tu tiempo en tus prioridades y te ocupas de lo que debas resolver a través del móvil. 

 

Importancia de la desconexión laboral para los colaboradores

5 tips para ejercer tu derecho a la desconexión digital

5 tips para dejar de procrastinar

 

La regla de dos minutos 

Probablemente hayas leído muchos trucos que te invitan a hacer una lista de tareas en donde establezcas prioridades. Este es un gran consejo. No obstante, existe un gran tip que te ayudará a optimizar esa lista, la regla de dos minutos. Cuando una tarea te tome menos de dos minutos, exclúyela de tu lista y realízala. Ejecutar estas labores cortas te ayudará a priorizar las más importantes y demandantes. 

 

Nueva llamada a la acción

 

El ‘multitasking’ está sobrevalorado 

En el mundo actual, se nos ha hecho creer que la realización de múltiples tareas al mismo tiempo es un objetivo que nos hará más eficientes. Sin embargo, abarcar demasiados deberes a la vez puede ser abrumador y generar el efecto contrario. Organiza tu día para que puedas dedicarle toda tu atención a una sola tarea en un determinado periodo. 

Recuerda: la clave de la productividad estará en tu capacidad de enfoque y concentración, no en la cantidad de tareas que puedas realizar a la vez. 

 

Utiliza música de videojuegos para las actividades que requieren de mayor concentración

 

¿Alguna vez te has preguntado por qué los videojuegos tienen música? Los sonidos diseñados para ellos se crean específicamente para incentivar la concentración de los jugadores. Esta música contiene patrones repetitivos pero entretenidos, ideales para ayudarte a poner foco en las tareas que demandarán mayor atención. 

Puedes encontrar playlists dedicadas a este género en plataformas de streaming, elige la que mejor se adecúe a tus gustos, reprodúcela antes de empezar con tus tareas y notarás la diferencia. 

 

mejorar-tu-productividad 2

Completa tu baño con un chorro de agua fría 

Pocos prefieren el agua fría sobre la caliente. Si eres uno de los que no contempla la idea de tomar un baño frío, te recomendamos usar solo un chorro antes de salir de la ducha, esto le dará un toque extra de energía a tu día y mejorará tu estado de ánimo, así no solo serás más productivo, además estarás de mejor humor. 

 

Planea tus pausas activas 

La dispersión es fundamental para la productividad. No se trata solamente de ejecutar tus labores efectivamente, también de tener espacios ideales para tu relajación y autocuidado. Establece al menos dos pausas activas de 15 minutos en tu jornada. Estira tus articulaciones, realiza una pequeña caminata y regresarás a tus labores con una nueva perspectiva y energía para completar tus asignaciones. 

INFO-pausas-activas-SF

 


Nueva llamada a la acción


Suscríbete a nuestro blog