5 principios básicos del éxito en las empresas

Los_5_principios_del_exito_en_la_empresa.jpg
Escrito por: Aidee Díaz

Los_5_principios_del_exito_en_la_empresa.jpg

¿Qué significa éxito para ti?

¿Cómo vives el éxito dentro de tu empresa?

¿Cuáles son los indicadores que definen una empresa exitosa? ¿Rentabilidad? ¿Retención de colaboradores? ¿Cantidad de clientes? ¿Productos con mayor margen?

Cuando hago estas preguntas, hay una variedad de respuestas; y es que el tema del éxito tiene varias aristas, es común que cada persona lo defina de acuerdo a las experiencias, conceptos, creencias y expectativas que tiene de manera personal. El éxito para una persona puede no ser para otra. La mayoría lo relaciona con las ganancias monetarias que generan con la actividad de la empresa o la profesión que ejercen.

En esta ocasión quiero que abras tu mente a conceptos nuevos relacionados con el éxito. Conceptos que van de adentro hacia afuera.

¿Recuerdas cuándo nació tu empresa? ¿En qué pensabas cuando la soñabas como emprendedor? o si eres colaborador de alguna empresa ¿Qué tipo de trabajo o empresa querías al estar estudiando?

Esta inexplicable fuerza interna que posee un empresario exitoso tiene en común 5 principios:

PRIMERO. El amor

Y no me voy a poner romántica, te pido recuerdes lo que sentías cuando definías el plan de negocio, el modelo CANVAS o simplemente te “lanzaste” a crear tu empresa porque amabas esa idea, la cual hoy se ha convertido en una pequeña o mediana empresa, en miras de ser una referencia internacional.

Recuerda ese llamado en tu corazón, la claridad en tu mente y la confianza en que “algo” te decía que tu idea iba a funcionar, esa fuerza motora hace avanzar todo y nos acompaña hacia nuestro sueños, sea que estés iniciando o que te encuentres haciendo crecer tu negocio

SEGUNDO. Actitud de Servicio

Esto implica que, al crear tu empresa, estas ofreciendo un servicio a las personas (aún cuando sea un producto) y contribuyes a la vida, los dones o habilidades que traemos a este mundo, son los talentos que dan vida a la empresa y sus productos, es decir, tu haces un buen trabajo, lo cual beneficia a una cadena de personas empezando por tus clientes, proveedores y colaboradores.

Con esta creatividad expandiste tus ideas y tus límites. En este punto debo felicitarte, saliste de lo común ¡lo has hecho muy bien!

TERCERO. Cambio constante

Cuando iniciaste el viaje empresarial, entraste en un proceso de cambio constante, y has madurado tus puntos de vista, te has adaptado en cada negociación, contrato firmado o pedido entregado.

Esta fuerza de cambio es lo que permite que tengas nuevos desafíos, actualices los objetivos de los colaboradores y cuentes con un nuevo rumbo con el fin de mejorar tu sueño empresarial.

CUARTO. Mentalidad de abundancia y creatividad

Las creencias , supuestos o prejuicios que nos acompañan, tienen influencia directa en el éxito o fracaso de la empresa. Es por ello, que un principio a destacar es la mentalidad.

Es con la mentalidad que encontramos la manera de derrotar “los no puedo”, “es difícil”, “es arriesgado”, “esto puede ser malo”  y recurrimos a un lugar diferente en nuestra mente , descubrimos la creatividad , el cual es un camino donde todo se expande, tomamos fuerza que nos mueve al éxito.

Cuando estamos en un estado de creatividad, nos movemos, ya que ciertamente es un movimiento de riqueza hacia el éxito para todos.

Entendiendo la riqueza como algo más allá de la posesión personal. Es una energía de riqueza que sirve y que genera abundancia a su alrededor.

QUINTO. Paciencia

Finalmente, todo éxito llega a su debido tiempo y para ello hay que entrenar a la paciencia.

Precisamente cuando tenemos prisa, el tiempo se ralentiza. Bert Hellinger menciona que el tiempo es lento y reflexivo.

¿Cuántas veces quisiste apresurar un negocio? o por el contrario había tanto qué hacer que pedías un tiempo de descanso.

Es precisamente en esos tiempos de recogimiento donde tenemos oportunidad de reflexionar y pensar, volvernos creativos y reencontrarnos con nosotros mismos para replantear las cosas y definir el siguiente paso, hacia adelante: el futuro.

El éxito se termina precisamente cuando nosotros nos detenemos en él, cuando pensamos que ya llegamos, él quiere seguir avanzando, guardado en el ahora, al servicio de todos, avanzando, creando paso a paso lentamente y con firmeza en lo eternamente nuevo.

Ahora que has leído estas palabras ¿Cuál es tu nueva definición de éxito?

Te recomiendo “Historias de éxito en la vida y en el trabajo” de Bert Hellinger en el cual relata diferentes experiencias de empresarios, con altas, bajas y retos las cuales por medio de ejemplos, te permiten reflexionar a través de la metodología de “Constelaciones Organizacionales” para encontrar un nueva mirada e impulsar el éxito en contextos empresariales.

Todas estas historias , nos llevan a reconocer el primer éxito del empresario: Nacer a la vida y con ello tener la oportunidad de crear empleos, expandirse y resolver las necesidades de las personas.

¡Muchas felicidades por tu vida! gracias, por estar aquí.

Con efectividad,
Aideé.

Suscríbete a nuestro blog