<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Logística y transporte, dos conceptos que están interconectados pero que no son lo mismo

Escrito por: Jennifer Hernández

“El transporte es un sistema integrado por tres elementos fundamentales

interaccionados entre sí: la infraestructura, el vehículo y la empresa o servicio.”

(Izquierdo, 2001)

 

En la cadena de suministro participan diversos elementos que deben estar lo suficientemente coordinados para lograr los objetivos trazados.

 

Dos de ellos, son el transporte y la logística, pero ¿acaso son lo mismo? ¿qué significa cada uno de ellos? Aquí te lo explicamos.

 

¿QUÉ ES TRANSPORTE DE MERCANCÍAS?

 

El transporte es el desplazamiento o movimiento de mercancías de un lugar a otro. Su definición puede parecer sencilla, pero su operación es mucho más importante de lo que creemos y su historia lo es aún más.

 

Si crees que el primer transporte de la historia fue una balsa, un barco o algo parecido, estás en un error. El primer transporte de la historia fue el propio SER HUMANO (sí, así como lo lees).

 

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Transporte, IMT, durante los primeros años de la civilización, el ser humano hizo uso de sí mismo como modo de transporte, sin otros elementos que las que le proporciona la naturaleza y sin más ayuda que sus piernas, brazos y, sobre todo, su imaginación.

 

Gracias al asentamiento en lugares fijos y la creación de comunidades, los problemas de abastecimiento de alimentos y de comunicación con otras comunidades provocaron que el ser humano empezara a domesticar animales y los utilizara como tracción o formas de transporte.

 

No obstante, el descubrimiento del automóvil a finales del siglo XIX y sus posteriores derivados (vehículos de carga y pasajeros) condicionó el auge de la industria más poderosa y mejor organizada de la primera mitad del siglo: la fabricación de automóviles.

 

En la actualidad, el autotransporte cubre el 82% del servicio en México, trasladando 457 millones de toneladas en el último año y superando, por mucho, al transporte marítimo, aéreo y férreo.

 

Según cifras de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Canacar, el Autotransporte Federal mueve el 57% de la carga nacional y el 95% del total de pasajeros, y aporta el 3.3% del Producto Interno Bruto Nacional.

 

A la par, es un importante generador de empleos, sumando alrededor de 2 millones de manera directa. Lo más importante es que es una industria transversal que está presente en diversos sectores para el traslado de todo tipo de mercancías, desde insumos y materias primas, hasta bienes terminados.

 

Sabías que…

México cuenta con 117 puertos marítimos, 370 mil kilómetros de carreteras, 27 mil kilómetros de vías ferroviarias y 76 aeropuertos que se complementan con 49 aduanas y 66 terminales ferroviarias.

 

¿QUÉ ES LOGÍSTICA?

 

La logística es el conjunto de actividades cuya finalidad es la colocación, al menor costo, de una cantidad de producto en el lugar y en el tiempo donde una demanda existe.

 

La logística integra todas las operaciones que determinan el movimiento de productos: localización de unidades de producción y almacenes, aprovisionamiento, gestión de flujos físicos en el proceso de fabricación, embalaje, almacenamiento y gestión de inventarios.

 

Además, abarca el manejo de productos en unidades de carga y preparación de lotes a clientes, transportes y diseño de la distribución física de productos.

 

La logística se orienta a la gestión de las operaciones de transporte para reducir al mínimo los costos de transporte que merman el margen de utilidad.

 

“Los objetivos logísticos radican en coordinar la distribución física con la procuración de materiales, pasando por la producción, reduciendo costos y mejorando el servicio a los clientes”, señala un estudio del IMT.

 

La meta primordial de todo sistema logístico es garantizar un servicio predecible, consistente y confiable a un costo razonable.

 

Diferencia entre logística y transporte

 

Por increíble que parezca, la mayoría de las personas creen que logística y transporte son el mismo concepto. Si bien ambas tienen similitudes y están relacionados entre sí, no son iguales.

 

El transporte abarca todas las operaciones de movimiento y traslado, es decir la planificación de la ruta, la coordinación entre las diferentes áreas involucradas y el control de los gastos derivados de la actividad.

 

Las características y el nivel de calidad de los servicios de transporte modales y de la coordinación intermodal/multimodal, son fundamentales para definir políticas de gestión de tráfico.

 

Por su parte, la logística gestiona los traslados generados por la industria del transporte, además de llevar a cabo las estrategias de planificación y ejecución.

 

Es decir, la logística alberga al transporte, optimizando el flujo de la carga entre almacenes, la preparación de pedidos y el destino final.

 

En términos claros, el transporte es el jugador que corre, defiende y ataca en la cancha, mientras que la logística es el Director Técnico que delinea la estrategia general a implementar durante el partido.

 

Como en cualquier deporte, ambos entes deben laborar de manera conjunta, coordinada y compenetrada para garantizar un buen funcionamiento en la cadena de suministro, donde la comunicación y la trazabilidad sean sus principales características.

 

Ambas dependen una de otra: no existe logística si no existen maneras de transportar la carga.

 

Esta interdependencia ha provocado que muchas empresas de transporte hayan evolucionado a operadores logísticos para ampliar sus servicios y oferta.

 

Las ventajas de una buena relación transporte-logística se orientan a menores gastos en la operación, menor número de errores, y entregas optimizadas y en tiempo y forma.

 

 

Suscríbete a nuestro blog