Habitos de liderazgo en el 2017

Hábitos de liderazgo en el 2017.png
Escrito por: Alejandro Nava

Hábitos de liderazgo en el 2017.png

El inicio de un nuevo periodo siempre provee de una energía única  y especial a las empresas que los invita a buscar una mayor productividad y tener un mejor posicionamiento en el mercado. Es una inyección emocional muy particular que ilusiona y provee de entusiasmo al líder y, en general, a toda la organización.

En el mejor de los casos, el arranque de un año en el interior de la empresa se caracteriza por sesiones de planificación de alta intensidad, manifestación de los  compromisos empresariales para el año en curso, revisión de resultados y aprendizajes del año anterior,  listas de objetivos en cascada, kick offs, implementación de nuevos sistemas de trabajo, nuevas aplicaciones en los gadgets y múltiples  reuniones estratégicas – muchas de ellas muy largas - que en general  tienen una mezclan de adrenalina, altos desafíos, cansancio y mucho, mucho optimismo.

Sin embargo, si esta provisión de energía y estas acciones no van acompañadas de elecciones conscientes sobre conductas específicas, todo se difumina  y las emociones altas se diluyen muy rápido.

Son hábitos, no las acciones aisladas, las que llevan a las personas a ser más productivas. Hábitos,más que reuniones,  lo que hace que una organización eleve sus números. Hábitos, más que planes, lo que hace la diferencia en un grupo de trabajo. Hábitos, más que la energía de un nuevo periodo, lo que produce un desempeño superior.

De tal manera que, adicional a las sesiones de planeación y de análisis, y a la implementación de nuevos sistemas, se deben clarificar los hábitos a formar en el líder y dentro del equipo de trabajo. 

  • ¿Tienes clarificados los hábitos que necesitas instalar en tu liderazgo que producirán un impacto positivo significativo dentro de la organización?
  • ¿Tienes específicamente definidas las pocas conductas que debes instalar en tu persona que elevará el compromiso de tu gente?
  • ¿Tienes un plan de disciplina personal para asegurar que desarrollas el comportamiento que libera el potencial de tu equipo de trabajo?

Estás respuestas, y sobre todo las decisiones alrededor de ellas,  harán  la mancuerna perfecta a tus reuniones de inicio de año para dirigir el rumbo del 2017 en tu empresa.

Existen un abanico amplísimo de hábitos que se pueden formar en el liderazgo y que impactan positivamente en el desempeño colectivo. Sin embargo, te comparto  10 que, en el trabajo consultivo que realizamos, hemos detectado como detonantes de  transformación organizacional.

  1. Hábito de la planeación estratégica trimestral. Cada 3 meses, no sólo cada inicio de año, se reúnen las personas clave para definir 1 gran objetivo y 3 metas para cada área de la organización. Se clarifica el rumbo y se comunica a todos los colaboradores.
  1. Hábito de rendición de cuentas grupal. Cada semana los equipos de trabajo se reúnen para rendir cuentas unos a otros moderados por el líder. Se miden avances, se felicita, se cierran brechas y se focaliza en lo que se tiene por delante.
  1. Hábito de retroalimentación uno a uno. Práctica donde cada líder retroalimenta trimestralmente a cada colaborador en su línea organizacional. Se debe contar con dos listas simples para establecer un diálogo constructivo: “lo que me gusta de ti es …” y “lo que puedes mejorar es …”.
  1. Hábito de felicitar en público y corregir en privado. Hacer celebración y reconocimiento público de las cosas bien hechas y apartarse a solas para hacer ver lo que debe cambiarse y corregirse.
  1. Hábito de preguntar “¿Qué puedo hacer para facilitarte tu trabajo?”. Es una pregunta que demuestra el interés en la persona y en la tarea con la intención  de  despejar el camino a los dirigidos.
  1. Hábito de comunicación en completa conexión. Hablar mirando a los ojos, sintonizando y empatizando con la gente, sin revisar el celular ni el computador. Valen más 10 minutos de conexión absoluta que 50 minutos de conexión intermitente.
  1. Hábito de planificar detalladamente cada reunión. Cada reunión debe ser inspirante, clarificante y transformadora. Esto se planifica. Las reuniones son oportunidades únicas para impactar a toda la organización que deben ser aprovechadas.
  1. Hábito de dar transparentar. Transparentar el estado de la organización, los avances y los desafíos. Transparentar los resultados. Transparentar los errores personales y corregirlos.

9. Hábito de clarificar expectativas. Decir a la gente lo que se espera de ellos. Clarificar sus 3 metas por escrito y el porcentaje de importancia que tienen en un periodo específico de tiempo.

  1. Hábito de afirmar la valía. Verbalizar a la gente el potencial que tienen, sus talentos, sus aportaciones y sus capacidades Que ellos lleguen a verse como realmente son.

Estos son solo algunos ejemplos  de hábitos que puedes instalar y que impactarían  positivamente los resultados de  tu organización. Te animo a hacer tu lista de máximo 3 hábitos y desarrollar un plan de ejecución para que se conviertan en realidad.

Por último, recuerda que la disciplina es el medio por el que los seres humanos transformamos una conducta específica en hábito. La disciplina es el aliando perfecto para los cambios de conducta en cualquier individuo. La disciplina ayuda a romper la fuerza de la inercia de lo que se ha hecho por siempre para instalar un nuevo comportamiento.

Haz de la disciplina tu compañera inseparable de liderazgo e invita a que también lo sea para la gente a tu alrededor y verás los resultados.

Que tengas un 2017 de disciplina, de construcción de hábitos y grandes logros personales y colectivos.

Suscríbete a nuestro blog