<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Mamá, papá + familia: la operación de toda empresa de transporte

Escrito por: Clemente Villalpando

“En la vida familiar, el amor es el aceite que alivia la fricción, el cemento que une, y la música que trae armonía”.

Eva Burrows, ex oficial del Ejército de Salvación de Australia

 

 

La mayoría de las pequeñas empresas en nuestro país son familiares y el sector del autotransporte no es la excepción.

 

La estructura empresarial del autotransporte de carga continua, en su mayoría, compuesta por micros y pequeñas empresas, lo que representa el 97.3% del total. En ese sentido, la labor del transportista de carga en México pasa de generación en generación, es familiar.

 

En nuestro país, las empresas familiares se caracterizan por tener una fuerte concentración del poder en la figura patriarcal. Tal es el caso de Aníbal, quien siguió con la tradición de una pequeña empresa de carga en la Ciudad de México, que comenzó su padre hace más de dos décadas.

 

“Gracias a mi padre, siempre he estado relacionado con esta industria, transportando aceite, frijol, manteca, harina, etc. Lo traigo en las venas y esta pasión trato de transmitírsela ahora a mis hijos”, comentó Aníbal.

 

En la actualidad, la empresa es administrada y operada por prácticamente toda su familia, y su esposa e hijos son los pilares de su crecimiento y quienes han batallado para adaptarse al estilo de vida derivado de esta actividad y por los tiempos difíciles durante la pandemia.

 

“Poca gente sabe que encargarse de una pequeña empresa es saber vender, cobrar, administrar, gestionar, facturar y llevar el presupuesto, todo al mismo tiempo; hay que convertirse en un todólogo”, señala la esposa de Aníbal, quien es un pilar en la operación de esta compañía familiar.

 

Con tres unidades tipo torton, Aníbal, su hermano y uno de sus tres hijos han sido los encargados de conducirlos hacia los distintos puntos de entrega (principalmente en el centro del país), donde han tenido que cuidarse de manera mutua ante los peligros en las carreteras.

 

Aníbal nos compartió: “Cuando mis hijos eran pequeños, a veces sí nos íbamos juntos en carretera, todos apretados, pero era muy divertido, y luego los espantaba contándoles historias de terror como la de la Llorona que aparecía en la carretera”.

 

Sobre el estigma que recae sobre los transportistas en nuestro país, Aníbal señala que mucha gente los acusa injustamente de ser provocadores de accidentes, pero no es así. “Uno no va queriendo chocar, hay una familia detrás de cada transportista, eso no lo ven”.

 

Si bien hoy muchos jóvenes no visualizan al autotransporte como una forma de vida, Aníbal espera que sus hijos sigan con la tradición.

 

 

Negocios familiares

 

 

Mamás transportistas

Para Marcela Marroquín, responsable del área administrativa de Lucky Gas Transport, los cimientos familiares (como sucede en la mayoría de las empresas de transporte en México), son primordiales para encauzar con efectividad los objetivos trazados.

 

“Inicié desde los 15 años en lo que hoy está consolidado como Grupo Marroquín; comenzamos como muchas empresas familiares, rodeada de mi familia: mi mamá, papá y mi hermano”, comentó Marcela.

 

Estos cimientos favorecieron que, cuando la compañía surgió hace 7 años, el respaldo y experiencia de más de 30 años en el sector del autotransporte estaban garantizados.

 

Asimismo, nos compartió: “Yo soy madre de familia y aunque sí es un reto el balance de mis responsabilidades, soy un ejemplo claro de que se puede. Querer es poder”.

 

Este último pensamiento es compartido por Isabel, operadora de movimiento en Río Bravo, quien está muy satisfecha con la labor que realiza.

 

“Me siento muy a gusto, llevo muy bien el rol de ser operadora, de ser madre, aquí sigo y aquí voy a crecer”, manifestó Isabel.

 

Isabel se suma a otras siete mujeres que conforman la flotilla de la compañía donde labora en Río Bravo, en la cual el compañerismo ha sido fundamental para sobrellevar el día a día.

 

Isabel, quien lleva más de dos años trabajando como conductora, indicó que próximamente crecerá como operadora transfer y entre sus planes también está desempeñarse como conductora de pipa.

 

No cabe duda que la familia es el mayor motor para alcanzar nuestros sueños y metas.

 

 

Suscríbete a nuestro blog