<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

5 tips para dominar tus entrevistas de trabajo

dominar-tus-entrevistas-de-trabajo
Escrito por: Alisa Paz

Si dentro de tus planes está el “año nuevo, trabajo nuevo” será importante que te vayas preparando. El primer paso, claro, es tener un CV adecuado que exalte tus virtudes, pero sin mentir. Ya que lo tienes y ha impactado en los reclutadores, el siguiente paso es prepararte para la entrevista. Aquí te damos 5 tips para dominar cada proceso.

 

Estudia tu propio CV y no mientas

El CV es la puerta de entrada, de modo que debes saber a la perfección qué colocaste. Esto te ayudará a preparar posibles preguntas sobre lo que escribiste, no cosas obvias como en dónde trabajaste o tus años de experiencia, sino qué aprendiste. Por esto es tan importante evitar mentir, tanto en papel, como en la entrevista, ya que puedes caer en diferencias sin percatarte de ello; sin embargo, no será pasado por alto por el reclutador. 

Narrar lo que aprendiste en tus trabajos o dar más detalles sobre los logros laborales y personales colocados en tu CV causará una buena impresión y le permitirá ver al reclutador las cualidades y gustos que quizá no resaltan de solo leer un papel.

 

dominar-tus-entrevistas-de-trabajo 1

Investiga sobre la empresa

Podrías pensar que saber más sobre la empresa no es una buena idea; sin embargo, puede jugar a tu favor si lo empleas de manera adecuada. Investigar sobre la empresa a la que acudes te permite saber qué cualidades o habilidades se requieren, tanto para desempeñar las funciones asignadas, como para descubrir si empatizas con los valores de la empresa. 

Además, podrás prepararte con dudas específicas sobre el lugar o el puesto, de modo que no te sorprendan con preguntas para las que quizá no estabas preparado o no te alcance el tiempo para solucionar tus dudas.



Atuendo y lenguaje corporal 

No hay un atuendo adecuado para todos, cada empresa, cada puesto y cada área suelen tener en común un estilo de vestimenta; sin embargo, en ningún caso el “look desaliñado” es una opción. Tu apariencia habla mucho de ti, un reclutador se fijará en si limpiaste tu calzado, si tu vestimenta es formal, si peinas tu cabello y algunos otros detalles que podrían insinuar falta de compromiso o seriedad. Vístete para transmitir lo que eres, lo que sabes y lo que quieres.

Otro punto importante es, sin duda, el lenguaje corporal. Mover demasiado los pies, las manos, no poner atención o encorvarse también hablan de ti como persona. Sentarse derecho y mostrarse confiado es el primer paso para vender tus habilidades.

 

dominar-tus-entrevistas-de-trabajo 2

Vende tus habilidades 

No podemos ser buenos en todo, pero si podemos ser extraordinarios en una o varias tareas, debes conocer. Es importante que aprendas a vender esas habilidades que tienes tú y nadie más. Para hacerlo, es importante que hagas un cruce entre tus destrezas y tu personalidad, de modo que puedas resaltar que eres tú el mejor calificado para desempeñar un trabajo que puede ser realizado por miles más. 

La diferencia puede radicar en compartir o no los valores empresariales; sin embargo, gran parte de las veces, no saber “vendernos” juega en nuestra contra.

 

Hablar mal de tu trabajo anterior ¡Nunca!

No, no importa qué hizo tu jefe o qué pasó con tus compañeros, hablar mal de tu empleo anterior nunca es una buena idea. Hacerlo habla más de ti que de ellos, por lo que el reclutador puede tener reservas al momento de elegirte por “temor” a la falta de compromiso o a que hables de tu empleo actual, de la manera que haces con el anterior. Por esto es tan importante que prepares algunas preguntas clave y no respondas sin pensar. Entre esas preguntas, sin duda, debe estar “¿por qué renunciaste o dejaste tu empleo anterior?”

 

Tip extra, las preguntas frecuentes

De acuerdo con los especialistas como OCC, LinkedIn y Entrepreneur, estas son las preguntas para las que sí o sí debes estar preparado:

  •  Háblame más de ti
  • ¿Por qué dejaste tu empleo anterior?
  • ¿Por qué estás buscando trabajo?
  • ¿Cuál es tu mayor defecto?
  • ¿Por qué duraste tanto / tan poco en tu antiguo empleo?
  • ¿Cuáles son tus pretensiones salariales?
  • ¿Por qué deberíamos contratarte y no a otros candidatos?
  • Cuéntame algún problema en tu vida laboral y cómo lo solucionaste
  •  

Aplica estos tips y cumple tu propósito de conseguir un mejor empleo

 

 

Suscríbete a nuestro blog