<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Crédito financiero para tu empresa ¿qué tomar en cuenta antes de solicitarlo?

Escrito por: Vera Cortés

Montar una empresa tiene sus retos y uno de ellos es el capital necesario para iniciar; sin embargo, la falta de fondos es un problema que puede presentarse en diversas etapas de un negocio. Los créditos financieros son la solución más “sencilla” para las empresas, por lo que suele tomarse a la ligera. Por eso, hoy hablaremos un poco más sobre lo que debe tomarse en cuenta antes de solicitarlo.

 

Antes que nada, revisa tus opciones adicionales a un crédito financiero

Solicitar un crédito no es una decisión que deba tomarse sin considerar diversas situaciones, entre ellas una muy realista para las empresas nuevas en el país. El 50% de las empresas no sobreviven su primer año, por lo que un préstamo resulta bastante riesgoso para ambas partes. Pero, esto no quiere decir que no debas solicitarlo o que no existen otras opciones que pueden ser una mejor opción si tu situación es la de iniciar un negocio, como:

  • Crowdfounding
  • Incubadora de negocio
  • Apoyos gubernamentales
  • Sofomes

 

¿Qué tomar en cuenta antes de solicitar un crédito financiero para tu empresa?

Si ya tomaste en cuenta las opciones anteriores o tu situación empresarial no es apta para ese tipo de financiamiento y piensas que tu única opción es la de un crédito financiero para tu empresa, estos son los principales puntos a tomar en cuenta antes de solicitarlo.

 

credito-financiero-para-empresa 1

 

Compara varias opciones antes de solicitar tu crédito

Como en todo tipo de decisiones, es importante que consultes diferentes opciones antes de decidirte a firmar un contrato por varios años que compromete tus ingresos. Compara la tasa de interés, el CAT, la cantidad de tiempo en la que lo pagarás, los términos y condiciones en caso de no poder solventar el pago y la seriedad de la empresa con la que estás sellando el trato. Ten en cuenta que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) únicamente reconocen y autorizan las siguientes entidades financieras:

  • Bancos
  • Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes)
  • Sociedades Financieras Populares
  • Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo

 

Calcula tu capacidad de pago

Como en las finanzas personales, endeudarte con más de lo que puedes pagar es uno de los principales errores financieros. Debes asegurarte de no solicitar una cantidad superior al 30% de tus utilidades o el pago mensual puede verse comprometido en algún momento.

Además, debes tener en cuenta que este pago, muy probablemente, no será por un par de meses, sino por un periodo de tiempo considerable, por lo que antes de decir sí y calcular cuánto puedes pagar, ten en cuenta:

  • ¿cuánto necesitas realmente?
  • ¿cuál será el monto final?
  • ¿cuánto tardarás en pagarlo?

 

¿Para qué necesitas el dinero?

No tener claro para qué requieres la inversión puede ocasionar que lo gastes en cosas que no valían la pena o que no van a contribuir con el crecimiento de tu negocio, por lo que es fundamental tener un plan de inversión o un objetivo claro que te ayude a invertir el capital en las áreas que lo necesitan y, principalmente, en las que te van a ayudar a generar ingresos.

En México, estos son los principales usos de créditos para PyMES:

Cómo ves, existen categorías como el pago de otros créditos que puede resultar contraproducente a largo plazo, pero que en ocasiones puede resultar la única opción disponible. Así, no olvides hacer un análisis profundo de las necesidades de tu empresa que te permita hacer un plan de pagos e inversión que te genere ganancias y no pérdidas.

 

Revisa el buró de crédito del representante legal

El historial en el buró de crédito, muchas veces, define la cantidad o incluso la decisión de la entidad financiera, por lo que es importante conocer la capacidad de pago ante estas y la cantidad de préstamos o saldos pendiente que posee, de lo contrario, puedes recibir menos capital del que necesitas en el momento. 

Por otro lado, es importante que quien esté dirigiendo la empresa,  sea el representante legal, fundador o dueño, no mezcle sus créditos personales como tarjetas de crédito, con las gastos de la empresa o solicitar financiamientos a título personal con fines de inversión en su empresa, ya que muchas veces las tasas de interés o facilidades de trámite o pago no son las mismas. 

 

Toma estos puntos en cuenta  antes de solicitar un crédito financiero para tu empresa

Suscríbete a nuestro blog