<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=218308005863699&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo hacer un presupuesto personal?

Escrito por: Alisa Paz

Enfrentar una emergencia sanitaria, un despido o una situación familiar inesperada puede representar un reto demasiado grande si no cuentas con la estabilidad económica adecuada. Una forma de lograr esta meta es realizando un presupuesto personal que puede ser mensual, anual o ambos al mismo tiempo, por esto, hoy te contaremos cómo hacerlo.

 

Revisa tus ingresos

Conocer la cantidad exacta que recibes cada mes es fundamental para hacer un presupuesto. Algunos expertos aseguran que existen divisiones de los ingresos que nos ayudan a saber mejor las cantidades que debemos destinar para ciertas cosas, por ejemplo, la distribución 50-20-30. 

Dentro de este esquema, el 50% se destina a los gastos fijos y necesarios como renta, servicios, colegiaturas, pagos bancarios, etc. El 20% está enfocado a las metas financieras, como seguros, ahorro y pago de deudas. Por último, el 30% se destina a la diversión, las compras y esas pequeñas cosas que quieres, pero no siempre necesitas.

 

Enumera tus gastos fijos

Teniendo en mente la cantidad total de ingresos y la distribución recomendada, lo primero es enumerar tus gastos fijos. Esto te ayudará a descubrir si quizá estás gastando de más en algo que no es completamente necesario o que la distribución no está adecuadamente distribuida. 

Dentro de los gastos fijos no pueden ir esas cosas o “gustos” que sabes no son imprescindibles; sin embargo, si practicas algún deporte o parte de tu vida diaria es ir al gimnasio, claro que puedes incluirlo dentro de tu esquema de gastos fijos.

 

como-hacer-un-presupuesto-personal 1

 

Fija una cantidad para diversión

Esta es una de las partes que más trabajo cuesta, debido a que una vez que realices el análisis de tus gastos, te darás cuenta que muchas veces esta parte de los gastos es a la que más porcentaje le dedicamos. 

Separa tu 30% del sueldo y distribuirlo de manera realista, un poco para comidas, para salidas y para “gustitos”. Quizá al inicio pueda resultar un poco restrictivo poner un monto fijo a las actividades que te gustan; sin embargo, con el paso del tiempo notarás que tus deudas disminuyen y eres capaz de alcanzar metas más grandes. Ya sabes, pasar de un viaje a Acapulco a un viaje a Europa. 

 

como-hacer-un-presupuesto-personal

No excluyas el ahorro y las metas financieras

Entre más crecemos, este tipo de gastos que en realidad son inversiones, se convierten en más que una necesidad y es realmente importante que lo incluyas dentro de tu presupuesto. Este apartado, quizá no es algo que te brinde una satisfacción instantánea o que puedas usar pronto; sin embargo, contar con un plan de retiro, un ahorro para iniciar un negocio o un seguro de gastos médicos mayores, te dará la tranquilidad de no tener que preocuparte en un futuro.

Seguros, ahorros e inversiones, ¿qué decisión financiera viene tras el COVID-19?

Evita un presupuesto demasiado fijo

Esto es fundamental, ya que como con las dietas, si te pones un esquema demasiado justo, la probabilidad de que no lo cumplas, incrementa. Sé realista con tus gastos y con el paso del tiempo, ya con el hábito adquirido, entonces sí puedes fijarte metas más estrictas.

Suscríbete a nuestro blog